domingo, 30 de noviembre de 2008


La Teletón en Chile, ha sido noticia estos últimos días y, qué mejor momento para que un país esté unido, sin diferencias políticas, sin diferencias religiosas, sin diferencias de opinión.
Todo un país unido para un sólo propósito, lograr el dinero para el buen funcionamiento de los hospitales de la Teletón, en las distintas regiones en donde se encuentra. Muchos se conmueven al ver el sacrificio de tantos discapacitados que luchan por salir adelante en esta sociedad, cada vez, más global.
Como ellos (los chilenos); nosotros, la Iglesia del Señor, deberíamos estar hablando todos una misma cosa, sin divisiones y perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.

No hay comentarios.: