viernes, 11 de abril de 2008


Siervo


¿Estoy para que me sirvan o estoy para servir?
Es increíble lo que significa esta palabra y la actitud que debo tomar en un caso o en otro.
Según la historia la palabra siervo era la calidad de vida más baja de una persona. No teniendo ningún derecho para expresar su deseo, opinión, sugerencias, etc.
Últimamente se habla tanto de los derechos de las personas que nos olvidamos que cada uno tiene unos deberes que cumplir. La responsabilidad propia en el lugar en que nos desarrollamos pasa desapercibida cuando consideramos “mis derechos”.
Y ¿por qué sucede todo esto?
Pues, porque el hombre se ha olvidado de quién es su creador y de cuál es el propósito por el que fue creado. Egoístamente ya no se piensa en el otro, sino que se piensa en el YO: yo quiero, yo anhelo, yo deseo, yo, yo, yo....
Consecuencias, estamos destruyendo nuestras vidas sin darnos cuenta de lo que hacemos, nadie se hace responsable por los demás. En otras palabras, “me lavo las manos como Pilatos”.

No hay comentarios.: