domingo, 27 de abril de 2008


PRIMERO DE MAYO

Se acerca el 1º de Mayo “Día Internacional del Trabajo”, en 1829 se reunieron los trabajadores en Estados Unidos para pedir una reducción del horario laboral, esto es, que la jornada laboral sólo sea de ocho horas. ¿vale la pena recordarlo?
Consideremos que “poco trabajo es sinónimo de pobreza y mucho trabajo es sinónimo de riqueza”. Dice la Biblia “el que no quiera trabajar que no coma”.
El que ama el dinero, siempre quiere más, porque nunca cree tener lo suficiente. Esto lo dice Salomón, un hombre que vivió hace aproximadamente en el año 971 y 931 antes de Cristo. Cuánta razón tenía. Porque cuanto más se tiene más se gasta y cuanto más se gasta, más falta. Así como vino al mundo, así se irá y ¿qué sacó de tanto trabajar el rico para nada? Algunos trabajan y trabajan para comer, pero nunca quedan satisfechos. Lo mejor y más agradable es comer y beber, disfrutar del fruto del trabajo en este mundo durante la corta vida que Dios nos da.
En medio de todo esta reflexión, puedo decir:
Trabajador, tengas poco o tengas mucho, sé agradecido con aquel que te lo dio, sólo usó un medio, tu jefe, instrumento en las manos de Dios.
Y tú rico, deja las amenazas, los favoritismos y las discriminaciones, porque tú tienes un Amo en los cielos.
Y cada uno en el lugar en que esté, sirvan de buena voluntad, porque recibirán del Señor según lo bueno que hayan hecho.
Referencia: Eclesiastés 5; Efesios 6

No hay comentarios.: