miércoles, 18 de julio de 2007


Calentamiento Global

El calentamiento global es la frase más pronunciada en estos tiempos que vivimos. Aun podemos ver que, en nuestro país, se está produciendo un efecto no deseado. Las lluvias han escaseado y, por lo pronto, no hay indicios de un invierno normal. Esto redunda en que no contaremos con el agua suficiente durante el verano y, si nos ponemos pesimistas, tendremos un verano que, además de ser muy caluroso, será muy seco.
Por ahora, estamos en un invierno muy frío, con temperaturas por debajo de lo normal. Sí, es lo que tenemos, las estaciones comienzan a cambiar, ya nada será como antes.
Sin embargo, veamos que, desde nuestro interior pueden fluir ríos de agua viva, ríos que desborden en amor, en compasión y, por qué no, en dulzura para aquellos que en sus vidas están viviendo un invierno de dolor, sufrimiento y pesar.
Pronto diremos “el invierno pasó y el sol ya llegó…”
Y en cuanto al calentamiento global, nosotros podemos colaborar minimizando los efectos toda vez que si tomamos las precauciones necesarias, como por ejemplo: usar menos el auto, encender sólo las luces necesarias en la casa, buscar los electrodomésticos que ocupan poca energía, etc. Si cada uno de nosotros contribuye en el ahorro energético, bien vale la pena.
Quizás a nosotros no nos a afectado aún este problema, pero debemos considerar que la próxima generación sufrirá las consecuencias de nuestra irresponsabilidad en contra del medio ambiente.
“Dios nos llamó a sojuzgar la tierra (Gén. 1:28), no a destruirla”. Cita de Daniel Chuk

No hay comentarios.: